Portada » Blog » Incapacidad permanente sin haber cotizado

Incapacidad permanente sin haber cotizado

Incapacidad permanente sin haber cotizado suficiente - Invalidez no contributiva

Es posible cobrar una pensión de incapacidad permanente sin haber cotizado el mínimo exigible.

Cualquier persona puede sufrir una enfermedad o lesión que le impida trabajar, pero para cobrar una pensión contributiva por incapacidad permanente, se exige un mínimo cotizado: más adelante en este artículo veremos cuánto tiempo se exige, dependiendo de la edad del solicitante.

Para aquellas personas que no hayan cotizado lo suficiente, carezcan de rentas y residan en España, la Seguridad Social contempla una pensión por invalidez no contributiva, que es la que se explica en este artículo.

La cuantía de la pensión que se expone en este artículo ha sido actualizada de acuerdo con el incremento extraordinario del 15% que tendrá efectos desde 1 de julio hasta 31 de diciembre de 2022, de acuerdo con el Real Decreto Ley 11/2022.

También existe una pensión de jubilación no contributiva, que se explica en este otro artículo.

Cotización mínima para cobrar una incapacidad permanente

Lo primero, es comprobar si se ha cotizado lo suficiente para cobrar una pensión contributiva por incapacidad permanente, puesto que en caso de haberlo hecho, solicitaremos la pensión contributiva, y no lo pensión por invalidez comentada en este artículo.

Cómo solicitar una incapacidad permanente

Para cobrar una pensión contributiva si se tienen más de 31 años, el requisito de cotización mínima es el equivalente al 25% del tiempo transcurrido entre los 20 años y el hecho que determina la incapacidad (con un mínimo de 5 años en cualquier caso). Además, un 20% del tiempo cotizado debe estar encuadrado en los últimos 10 años.

Si se tiene menos de 31 años es necesario haber cotizado el equivalente a un tercio del tiempo transcurrido entre los 16 años y el hecho causante.

Si se tiene cotizado ese tiempo, se puede solicitar la pensión incapacidad permanente contributiva en el porcentaje que corresponda según los años cotizados y el grado de incapacidad, por tanto, lee el artículo compartido justo arriba.

Cotización en el extranjero

Si se ha cotizado en España menos tiempo que el expuesto en el párrafo anterior, pero se cuenta con cotizaciones en otros países con los que España tenga un convenio en materia de Seguridad Social, hay que revisar el mismo.

En muchas ocasiones es posible solicitar la totalización de periodos cotizados y cobrar el porcentaje de pensión que corresponda pagar a España.

Requisitos para la invalidez no contributiva

Si no se ha cotizado el mínimo expuesto en el apartado anterior, es posible solicitar una invalidez no contributiva, es decir, una pensión de incapacidad permanente sin haber cotizado, siempre que se cumplan los requisitos contemplados en el  art. 363 de Ley General de Seguridad Social.

Tener una discapacidad del 65%

El primer requisito para la invalidez no contributiva es tener reconocida una discapacidad igual o superior al 65% o una enfermedad crónica.

Tener entre 18 y 64 años

Otro requisito es tener la edad entre los 18 años cumplidos y no haber alcanzado los 65 años, en cuyo caso, se tendría la edad para la jubilación no contributiva, que es incompatible con la pensión por invalidez no contributiva.

Residencia legal en España

Haber residido un mínimo de 5 años en España, de los cuales, al menos 2, deben ser inmediatamente anteriores a la solicitud de invalidez no contributiva.

Carecer de rentas suficientes

El beneficiario de la pensión por invalidez no contributiva no puede tener rentas personales superiores a 5.899,60 euros. Este límite es el vigente para el año 2022, se actualizará con la aprobación de los próximos Presupuestos Generales del Estado.

A estos efectos, no se tiene en cuenta el incremento extraordinario del 15% aprobado por el RD-Ley 11/2022.

Por rentas debe comprenderse ingresos de cualquier tipo: trabajo, capital o prestaciones sociales.

Además, debe carecer de rentas en su unidad familiar de convivencia, cuando conviva con su cónyuge o con parientes de hasta segundo grado de consanguinidad.

En este sentido, se diferencia entre convivencia con cónyuge y parientes, de la convivencia con hijos o padres, siendo los límites los que se exponen en la siguiente tabla.

Rentas invalidez no contributiva 2022

Cuantía de la pensión por invalidez no contributiva 2022

Este año 2022 la cuantía de la pensión se aprobó inicialmente por 5.899,60 euros anuales, o 421,40 euros mensuales (en 14 pagas).

Posteriormente se aprobó un incremento extraordinario y temporal del 15% por la inflación, guerra de Ucrania, etc., que estará vigente desde 1 de julio hasta 31 de diciembre de 2022. RD-Ley 11/2022.

Por tanto, la cuantía se ha incrementado hasta los 6.784,54.-€ anuales (484,61.-€ mensuales en 14 pagas)

Esta pensión es la vigente para el año 2022, veremos cómo se actualiza en los nuevos Presupuestos Generales del Estado y si se mantiene el incremento del 15%.

Familias con más de un beneficiario

Si en la misma familia tienen derecho a pensión no contributiva más de 1 beneficiario, la siguiente se calcula del siguiente modo.

A la cuantía de 6.784,54 euros se suman 4.749,28 euros por cada beneficiario adicional.

El resultado, se divide por el número de beneficiarios.

De modo que en caso de ser 2 beneficiarios, la pensión sería de 11.533,82.-€ anuales (823,84.-€ mensuales).

El resultado dividido entre dos beneficiarios resultaría una pensión individual de 5.766,86 euros anuales o lo que es lo mismo, 411,92 euros mensuales por 14 pagas.

Beneficiarios con ingresos

Se reduce la pensión no contributiva si el beneficiario tiene ingresos inferiores a 5.899,60 euros anuales (pues de otro modo no cumpliría ese requisito), pero superiores a 2.064,86 euros anuales, los mismos se restan de la pensión.

Es decir, la pensión se reducirá en la cuantía equivalente a los ingresos que excedan del 35% citado.

Cabe recordar que a estos efectos no se aplica el incremento del 15%.

¿Dónde solicitar la pensión de invalidez no contributiva?

La pensión de invalidez no contributiva se solicita en los órganos de las comunidad autónomas, que tienen transferidas la competencia en la materia.

La página web del IMSERSO nos ofrece un mapa interactivo donde se indica el teléfono y dirección para la Conserjería u órgano competente en cada provincia.

En las ciudades de Ceuta y Melilla se puede solicitar directamente a través del IMSERSO.

Será necesario aportar en cada caso la documentación requerida que puede observarse en el mismo formulario.