Portada » Blog » Jubilación parcial y contrato de relevo

Jubilación parcial y contrato de relevo

Jubilación parcial y contrato de relevo

A determinada edad puede interesar empezar a disfrutar de una jubilación parcial: permite reducir la jornada de trabajo desde un 25% hasta un 75% y cobrar una parte de pensión de jubilación mientras se sigue trabajando a tiempo parcial, concretamente la parte equivalente a la jornada que se ha reducido.

Esta modalidad de jubilación parcial no sufre ninguna penalización, lo cual es una ventaja frente a la jubilación anticipada, cuya pensión se ve reducida de forma vitalicia, en función de los meses que se adelante la jubilación.

En este artículo explicaremos a qué edad se puede solicitar, qué requisitos se exigen y cuánto se cobra por jubilación parcial. También veremos los pros y los contras de esta modalidad de jubilación frente a otras, como la jubilación anticipada, la jubilación activa y la jubilación flexible.

Jubilación parcial sin contrato de relevo a partir de 65 años

Supone la reducción de jornada laboral entre un 25% y un 50%. Se cobra una pensión reducida en un porcentaje equivalente a la jornada que se haya reducido.

Para ello es necesario haber cumplido la edad ordinaria de jubilación, es decir 65 años o 66 años y 2 meses si se han cotizado menos de 36 años y medio. (La edad y tiempo de cotización es la fijada este año 2022, que se incrementa gradualmente hasta 2027).

A esta posibilidad pueden acogerse trabajadores por cuenta ajena de cualquier régimen de la Seguridad Social, o socios trabajadores de cooperativas de trabajo asociado.

No es necesario firmar un contrato de relevo, como si ocurre en caso de jubilación parcial en edades inferiores, como explicaré a continuación.

La cotización mínima exigible es de 15 años, 2 de los cuales deben haberse cotizado dentro de los últimos 15.

Jubilación parcial con contrato de relevo a partir de 60 años

Se trata de una reducción de la jornada laboral entre el 25% y el 50% y el cobro de una pensión proporcional a la jornada reducida. La jornada se puede reducir hasta un 75% si se contrata a un trabajador relevista a jornada completa (contrato de relevo que se explica más adelante).

Como requisitos para acceder a esta jubilación parcial es necesario estar contratado a tiempo completo y tener una antigüedad mínima de 6 años en la empresa.

Pueden acogerse trabajadores por cuenta ajena o cooperativistas, siempre que tengan cumplida la siguiente edad:

  • Hayan cumplido 60 años, si tienen condición de mutualistas.
  • Hayan cumplido 62 años y 2 meses, si tienen cotizado un mínimo de 35 años y 6 meses.
  • Hayan cumplido 63 años y 4 meses, si tienen cotizado un mínimo de 33 años.


Esta edad de jubilación se irá incrementando gradualmente hasta 2027, cuando se exigirán 63 años si se ha cotizado un mínimo de 36 años y medio, o 65 años, si se han cotizado un mínimo de 33 años.

A continuación comparto una tabla con la edad mínima de jubilación parcial según el año en que se solicite.

Edad para la jubilación parcial

Cuánto se cobra por jubilación parcial

La ventaja principal de esta modalidad de jubilación parcial, es que no se aplica penalización.

Cobrarás el porcentaje de pensión equivalente al tanto por ciento de la jornada que te hayas reducido en el trabajo.

Si quieres hacer una simulación de tu jubilación, puedes utilizar el simulador que ofrece el Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) que aún ofreciendo un resultado aproximado, debe considerarse la calculadora oficial de pensiones.

Contrato de relevo

Se trata de un contrato de una modalidad especial para relevar o sustituir a trabajadores parcialmente jubilados.

El trabajador relevista (es decir, a quien pretenda contratarse) debe cumplir una de estas dos condiciones:

  • Ser empleado temporal en la misma empresa.
  • Estar en situación de desempleo.
 

Este contrato debe concertarse necesariamente por escrito. La duración del contrato de relevo debe ser indefinida o al menos, equivalente al tiempo que le reste al trabajador relevado para jubilarse.

El trabajador relevista debe ocupar el mismo puesto de trabajo o uno de similares características que el trabajador relevado.

Diferencia entre jubilación parcial y jubilación anticipada

A parte de que los requisitos y las edades de acceso son distintas, la principal diferencia es que la jubilación parcial supone seguir trabajando con una jornada reducida y no supone ninguna penalización.

En cambio, la jubilación anticipada, permite acceder a la jubilación total (sin seguir trabajando) a una edad más temprana de la que correspondería, pero a cambio, se aplica una penalización que depende del tipo de jubilación anticipada y de los meses que se adelante la misma.

Existen dos tipos de jubilación anticipada, la voluntaria, a partir de los 63 años y la involuntaria, a partir de los 61 años.

Os dejo este artículo con toda la información.

Jubilación anticipada 2022

Diferencia entre jubilación parcial y jubilación activa

La jubilación activa es lo que se conoce como envejecimiento activo: el cobro de la pensión llegada la edad ordinaria de jubilación, mientras se compatibiliza con un trabajo por cuenta ajena o por cuenta propia, como autónomo.

En estos casos, es posible seguir trabajando y cobrando un 50% de la pensión que correspondería.

Se puede cobrar el 100% en caso de trabajadores autónomos con un empleado contratado por cuenta ajena.

Cuando se cesa la actividad por cuenta propia o se extingue la relación laboral por cuenta ajena, la pensión se eleva al 100%.

La ventaja de esta modalidad frente a la jubilación parcial a partir de los 65 años que se ha expuesto anteriormente, es que permite trabajar a tiempo completo, y por tanto, cobrar el salario completo, a la vez que se cobra el 50% de la pensión. Si ese es el deseo del jubilado.

Diferencia entre jubilación parcial y jubilación flexible

Finalmente, existe la jubilación flexible, bastante similar a la jubilación parcial a partir de los 65 años o edad ordinaria que corresponda.

La diferencia es que la jubilación flexible es el acceso a un trabajo después de jubilarse, a diferencia de la parcial, que es el acceso a la jubilación mientras se está trabajando.

La jubilación flexible tampoco exige que se formalice contrato de relevo, aunque esto no es un factor diferenciador, puesto que la jubilación parcial a partir de los 65 años, tampoco lo exige.

Para acceder a la jubilación flexible es obligatorio comunicarlo al INSS antes de iniciar cualquier trabajo.