Portada » Blog » Actualización de las pensiones de 2022

Actualización de las pensiones de 2022

Actualización pensiones 2022

Se anunció una estimación del Gobierno según la cual se estipulaba una actualización de las pensiones en 2022 entorno al 8,5% debido a la variación interanual del IPC. 

Este porcentaje no es definitivo, aunque pronto se conocerá, puesto que se calcula de diciembre 2021 hasta enero de 2022, aunque se espera que no varíe mucho.

Esto ha hecho que muchas personas que pensaban jubilarse en 2023 saquen la calculadora y se pregunten si merece la pena esperar al próximo año, o es posible jubilarse antes de final de este año 2022 para beneficiarse de esta actualización de las pensiones 2022.

Muchas son las dudas que surgen al respecto: si vale la pena anticipar la jubilación, si se aplica la revalorización a una pensión de jubilación causada en diciembre de 2022, etc.

En este artículo vamos a tratar de dar respuesta a todas ellas. Si quieres realizar un estudio personalizado de tu caso concreto, puedes contactar a través del buzón de consultas.

Revalorización a todas las pensiones anteriores a enero de 2023

La primera cuestión las pensiones que se actualizaran y las que no, dependiendo de su fecha.

Como puede observarse en el Real Decreto 65/2022, todas las pensiones del régimen de Seguridad Social y Clases Pasivas causadas con anterioridad a 1 de enero de 2022 se revalorizaron un 2,5%.

Lo mismo se espera para este próximo año, que todas las pensiones causadas con anterioridad a 1 de enero de 2023, se revaloricen un 8,5% o la cifra que finalmente se determine según la variación interanual del IPC.

Fecha efectos de la pensión

Actualmente, quienes quieran jubilarse pueden elegir la fecha efectos de su pensión, siempre que hayan cumplido la edad mínima exigida para su modalidad de jubilación y que no estén de alta en algún Régimen de la Seguridad Social incompatible con la jubilación que soliciten, en cuyo caso, primero es necesario causar baja en el régimen en cuestión (general, autónomos…).

Se puede elegir fecha entre 3 meses antes de la solicitud y 3 meses después. La fecha efectos puede ser también la misma fecha de solicitud.

En cualquier caso, lo interesante para que se aplique la esperada subida del 8,5% o similar, es que la pensión de jubilación tenga se cause con anterioridad a 2023.

Si quieres más información sobre la fecha efectos y el hecho causante puedes leer esta información de la web de la Seguridad Social.

En caso de pensiones de incapacidad permanente, la fecha efectos depende de si se ha extinguido o no incapacidad temporal que la precede. Por tanto, la fecha no depende tanto de la voluntad del interesado. 

Y lo mismo ocurre en caso de pensión de viudedad, que se causa en la fecha de fallecimiento y surte efectos con una retroactividad máxima de 3 meses a la fecha de la solicitud.

¿Vale la pena anticipar la jubilación antes de 2023?

Todo depende de las circunstancias de cada uno. Seguidamente pondré un par de ejemplos, pero primero hay que valorar si es posible acceder a la jubilación anticipada.

Para empezar, se exigen unos requisitos mínimos para anticipar la jubilación, 35 años cotizados en caso de jubilación anticipada voluntaria y 33 años cotizados en caso de jubilación anticipada involuntaria.

A cada tipo de jubilación se le aplican unas penalizaciones distintas, que dependen; del tiempo cotizado y del tiempo que se adelante la pensión.

Puedes ver las tablas de penalizaciones y todos los requisitos detalles sobre jubilación anticipada en este artículo.

Ejemplos de jubilación anticipada antes de 2023

En caso de anticipar la jubilación para que surta efectos en 2022 y así poder beneficiarse de la actualización de las pensiones 2022 debe valorarse la situación de forma individual.

Puede que a un trabajador que ha cotizado 40 años y le quedan 12 meses por jubilarse de forma ordinaria y que además, está pagando un convenio especial, le compense adelantar la jubilación en diciembre de 2022, porque la penalización del 5,25% que le espera, se compensa con la revalorización, que incluso la mejora. Además, consigue cobrar la pensión durante esos 12 meses y dejar de pagar el convenio especial.

Pero un trabajador con 63 años rasos que está cobrando el subsidio por desempleo y cotizando gracias a ello 1458 euros mensuales, puede que no le convenga tanto adelantar la jubilación, soportar una penalización del 21%, por mucho que se amortice, y dejar de cobrar el subsidio y cotizar.